Fray Servando Teresa de Mier Noriega y Guerra (1765-1827)

Sacerdote insurgente. Originario de Monterrey, tomó el hábito de Santo Domingo a los 17 años y a los 27 se graduó de Doctor en Teología. El 12 de diciembre de 1794 pronunció el famoso discurso sobre la Virgen de Guadalupe que le valió, entre otras cosas, el destierro en España. De aquí se sucedieron fugas y aprehensiones de diversas cárceles y conventos en diferentes lugares de España, Francia, Italia, Portugal, con su secuela de aventuras.
En 1815 el Padre Mier conoce a Xavier Mina, forjando ambos el plan de la expedición a México, hecho histórico que lo vincula con la historia regional de Tamaulipas. Fray Servando se incorporó a la expedición desde la salida de Mina a Liverpool en Inglaterra en la fragata Caledonia el 5 de mayo de 1816. Mier contribuyó eficazmente en Estados Unidos a la integración de la expedición hacia México, hasta que zarpó de Gálveston el 16 de marzo de 1817 para desembarcar en la desembocadura del río Soto la Marina en Nuevo Santander, hoy Tamaulipas, el 21 de abril siguiente.
Fray Servando ofició misas en Soto la Marina permaneciendo allí con la guarnición junto con el Mayor José Sardá después de la salida de Xavier Mina con la mayor parte de su ejército hacia el interior del país. El Padre Mier fue aprehendido juntamente con la guarnición al rendirse el Fuerte de Soto la Marina ante el Comandante Joaquín de Arredondo y en donde se le traslado a la Cárcel de la Inquisición en México de donde se le envió a La Habana, logrando evadirse con rumbo a Filadelfia y allí esperó hasta la consumación de la Independencia.
En febrero de 1822 regresó a México pero fue encarcelado en San Juan de Ulúa, todavía entonces en manos de españoles; se le excarceló y fue diputado por Nuevo León del Primer Congreso Constituyente siendo aprehendido por órdenes de Iturbide por su oposición al Imperio. El primero de enero de 1823 se fugó por séptima y última vez.
Al caer Iturbide, presentó sus poderes como diputado por Nuevo León al segundo Congreso Constituyente. El 13 de diciembre pronunció su famoso discurso de "las profecías" en el cual atacó la adopción del sistema federalista.
Firmó, en 1824, el Acta Constitutiva de la Federación, y la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos. Cuando en 1827 recibió el Viático de manos de Ramos Arizpe, en presencia del presidente de la República, aprovechó la ocasión para pronunciar un discurso en su defensa.
Murió en la ciudad de México y fue sepultado en el convento de Santo Domingo, con grandes honores. Lo exhumaron como momia en 1861.
De Mier se conservan muchas Memorias, Discursos, Cartas, sobre asuntos de interés público, escritos y editados en diferentes lugares y épocas, con datos acerca de acontecimientos del tiempo de la independencia y primeros años de la vida independiente de México. Sus temas centrales son la autobiografía y la política. Su obra más importante es la Historia de la Revolución de Nueva España, impresa en Londres en 1813.

Fuente: Juan Fidel Zorrilla y Carlos González Salas, Diccionario Biográfico de Tamaulipas, Ciudad Victoria, Tamaulipas, UAT/IIH, 1984.