Luis Caballero Vargas (1877-1932)

Nació en Santander Jiménez, Tamaulipas, donde atendió sus estudios de primaria, empleándose desde muy joven en las oficinas del Registro Civil y el ayuntamiento del mismo lugar. Laboró como empleado en los ferrocarriles nacionales. Radicó en Laredo, Texas y regresó a Jiménez, pero antes se estableció temporalmente en Monterrey.
En 1909 resultó electo en comicios municipales de su pueblo natal, y renunció cargo para afiliarse al antirreeleccionismo maderista, fundando el club Francisco I. Madero. Al triunfo del maderismo colaboró en los gobiernos de Espiridión Lara y Joaquín Argüelles. Después del asesinato del presidente Madero se incorporó con 75 hombres a las fuerzas constitucionalistas de Lucio Blanco con el grado de mayor, participando en el ataque y ocupación de Matamoros los días 3 y 4 de junio de 1913. Destacó en otras acciones obtuvo el grado de general, designándosele gobernador y comandante militar del Estado de Tamaulipas, cargos de los que tomó posesión el 18 de noviembre de 1913 y concluyó su función el 26 de julio de 1916, salvo breves interinaros de Gonzalo Castro y Raúl Gárate y el efímero gobierno villista de Máximo García. Impulsó al lado del maestro Lauro Aguirre la educación pública de Tamaulipas.
En 1914, después de la ocupación de Tampico, Carranza nombró a Caballero general de brigada y acompañó al primer jefe en su entrada triunfal a la ciudad de México. Fiel a Carranza, participó en otras acciones frente a los villistas. El 13 de febrero de 1918 en comicios para gobernador de Tamaulipas se enfrentaron como candidatos los generales Caballero y César López de Lara. Ambos invocaron su triunfo con apoyo de cada uno de los sectores en que se dividió la legislatura local. Caballero actuó como gobernador con el reconocimiento de gran parte de los ayuntamientos, entre el primero de marzo al 18 de abril del citado año, salvo un breve período de interinato del general Emiliano Nafarrete. Como el gobierno federal no reconoció dicha situación Nafarrete fue asesinado en Tampico el 11 del mismo mes. Ante esta situación los integrantes del gobierno caballerista se levantaron en armas principalmente en la región central del estado.
La rebelión caballerista se prolongó hasta la rendición del general el 3 de enero de 1920. Recibió la amnistía y se le designó embajador de México en Guatemala. En 1920 volvió a enfrentarse a López de Lara en los comicios para gobernador y ganó la elección el segundo. Luis Caballero falleció en Santander Jiménez el 7 de octubre de 1932.

Fuente: Juan Fidel Zorrilla y Carlos González Salas, Diccionario Biográfico de Tamaulipas, Ciudad Victoria, Tamaulipas, UAT/IIH, 1984.